Tauro

Tauro y su forma de amar

¡El amor, el amor! Los tranquilos y apacibles taurinos son amantes del romanticismo y una cena con ellos puede llevarte a la Luna. Te invitaran te dirán cosas bonitas y te acariciaran antes de atreverse a pedirte que te acuestes con ellos. Muy sensuales, el juego de la seducción es fundamental para conocerse en la intimidad. Amantes de su cuerpo y del tuyo, debido a su naturaleza terrestre, son afectivos, delicados y muy potentes. Siempre llevan el control de la relación pero de una manera armónica y harán sentir muy a gusto a su pareja. Con delicadas palabras, suaves caricias y  gran capacidad sexual, si algo tienes garantizado con ellos es que te llevaran a la cama  siempre que puedan, porque no conciben el amor sin el contacto físico. Para conseguir el interés de los taurinos, recuerda que les encantan las cosas hermosas, así que: a vestirse bien, perfumarse y esperarlo con un beso de amor en los labios. El te llevara al cielo y te devolverá a tu casa, te llevara a comer, te regalara chocolates, pagara tu cuenta y te tratara como a la verdadera Afrodita y, si eres hombre, como a Eros, ambos, divinidades del amor para los griegos.

Tauro y su forma de amar

“Nunca lo trates mal, no seas desconsiderado con él, no lo manipules. No perdonaran la presión ni la agresión.”

Tauro y su forma de besar

Tauro y su forma de besar

Como buen catador de vinos y alimentos, disfruta cada bocado y tiene un excelente paladar. Los taurinos, a la hora de besar, conocen todas las técnicas del beso siendo los más sensuales. Disfrutan de cada beso como si se tratara de un plato delicioso. Son afectuosos, pacientes y totalmente posesivos con el otro. No se detienen hasta descubrir cómo y dónde producen y sienten el mayor placer.

Tauro y el sexo

Los toritos no son nada bravos en el amor. Todo lo contrario: suelen pecar de blandengues. Si lo que buscas es una relación en la que el sexo sea superromántico y super azucarado, más que una caña de crema con un Donut de chocolate encima recubierto de nata, este es tu hombre.

Son muy tiernos y cariñosos, yo diría que incluso empalagosotes. Pero bueno, para gustos los colores. Suelen ser reservados, tímidos a la hora de decirte, por ejemplo, que les apetece que te mueres que les hagas un trabajito de rodillas. Así que tú anímale a que te cuente sus pasiones más ocultas.

Eso sí, una vez han arrancado, no dicen que no a nada, los tíos. Así que el consejo es mantenerlo en el punto exacto porque ya se sabe que donde hay confianza da asco y quizá le das la mano y te coja el brazo proponiéndote hacer cosas que tú no habrías pensado ni loca.

Eso sí: son muy generosos a la hora de dar placer del bueno. Se preocupan más por dar que por recibir.

¡Aprovecha! Lo mejor: sus besos y caricias.

Tauro y sus fantasías sexuales

Tauro y sus fantasías sexuales

El nativo de Tauro es sensual, afectuoso y romántico. Su deseo es vivir en una permanente luna de miel, en la que cada persona se entrega al otro en cuerpo y alma.

Su fantasía: Esparcir crema chantilly o helado en el cuerpo de su pareja, para después saborearlo lentamente, acompañado por buena música, entre sábanas de satín. Su placer será irresistible.