Cáncer

Cáncer y su forma de amar

Llegamos a un mundo lleno de sensibilidad extrema y ganas de querer y ser querido. Tu apuesto príncipe azul está parado en frente de tu casa con un ramo de flores, o tu bella princesa con los ojos más bonitos del mundo está sentada esperándote como Penélope.

La magia de los sentimientos hará su danza, nada está escrito y todo puede suceder. El secreto para conquistar a Cáncer es darle lo mejor. Procuren estar cómodos y hacer de esa noche algo muy especial, que nada rompa el hechizo, que todo sea sincero y cálido. Una buena cena en casa puede ayudar a acercarlos. No se olvide de dar un toque de romanticismo, velas, música, perfume y… ¿Por qué no…? una cama cerca. Se miraran, jugaran con los sentidos y surgirá algo muy intimo, muchas caricias, intensidad e impulso sexual.

Cáncer y su forma de amar

Los cancerianos son muy eróticos, inquietos, creativos, y aunque los domina el corazón, pondrán su cuerpo y sus mociones en juego y esperaran recibir  lo mismo. Si todo esto ocurre, se volverán a ver muy pronto; de otro modo, saldrán corriendo de sus casas, y la carroza se convertirá en calabaza.

“Nunca faltes a la verdad y hablares siempre con el corazón. No los abandones, no lo toleraran.”

Cáncer y su forma de besar

Para cáncer el beso es lo más importante del ritual amoroso, ellos son orales por naturaleza. Tanto los hombres como las mujeres de este signo se sentirán ofendidos, si su amante no les da un beso prolongado al mejor estilo Hollywood.

Los cancerianos son los más indicados para dar clases de besos, porque son profundos y apasionados, pueden despertar miedo porque llegan a ahogar con su pasión. Los cancerianos son los besadores más destacados de la historia.

Cáncer y el sexo

Este signo del zodiaco es el más tranquilo a la hora del ñaca ñaca. Es que a veces son muy tímidos y les cuesta arrancar, pero si le das tiempo y mucha confianza y un poco de paciencia, todo irá sobre ruedas.

No esperes gritos de placer, jadeos estrambóticos o alaridos durante el coito porque se los reprimirá por vergüenza, con el gusto que da pegar berridos cuando estás en el asunto, oye. Tampoco le gusta innovar mucho ni las poses extrañas así que deberás regalarle un libro del Kamasutra, guapa. Ya te avisamos que su forma de hacerlo es muy convencional.

Si están enamorados, se explayará contigo y se tirará horas y horas haciéndote lo que tú quieras. Son muy generosos a la hora de dar placer y pueden llevarte a la luna dándote un masaje erótico.

Lo que les pasa a los cánceres es que creen que hay maneras mejores que el sexo de demostrar el amor. Sí, guapa, ¡pero tampoco es plan de de quedarse de brazos cruzados!

Nunca necesitarán Viagra.

Cáncer y sus fantasías sexuales

Cáncer y sus fantasías sexuales

Los Cáncer dan la sensación de que no esperan demasiado de una buena unión de cuerpos apasionados, pero cuando están en el baile se sueltan y se ponen muy osados. Esperan que el otro actúe en consecuencia y por eso muchas veces se decepcionan, pues exigen amor y pasión como si la vida fuera un tele-teatro.