Aries

Aries es la casa del planeta Marte -el de la energía  dinámica, y asimismo el signo exaltado del dador de la vida, el Sol. Por eso, Aries es un manantial de vitalidad y de vida. Los hijos de Aries es tan llenos de energía  y de vida… que es bastante difícil el poder contenerlos y saber mantenerlos en los límites de la seguridad y del sentido común. Hasta cierto punto, confunden mucho en sí mismos y son agresivos hasta cierto grado. Les agrada ir de líderes, ya que casi nunca están dispuestos a seguir a nadie. En sus pensamientos, ideas y acciones, son radicales y turbulentos. Incluso -a veces-, sus aventuras pueden llegar a ser temerosas. Los frutos de su trabajo son bastante costosos; sin embargo, por mucho que puedan ganar, son grandes gastadores. Suelen ser buenos capataces y encargados, ya que al estar llenos de energía  vital, la transmiten a sus subordinados -o les fuerzan a trabajar-. A pesar de todo, ya que son muy impulsivos y desprecian el peligro, no tienen la habilidad para hacer algo original. En todo lo nuevo que emprenden, son muy serios y ardientes: no pueden dejar nada a medias. Una vez que han emprendido algo, o abrazado una causa, trabajaran  por ello con toda su fuerza y energía  vital. El peligro mayor de un Aries, radica en que se haga adicto a un vicio de su naturaleza inferior: pues se volverá  totalmente hacia su satisfacción. Hay una gran responsabilidad en los padres de los nativos de Aries: han de ponerles, mediante el ejemplo, formas buenas y nobles de conducta, ya que Aries es -con toda probabilidad-, el signo más impulsivo de todos. El Aries típico, suele ser impulsivo e intranquilo, queriendo imponer casi siempre su opinión y obtener rápidos resultados. Su actitud suele ser la de un pionero, ya que tiene un espíritu aventurero y una naturaleza valiente e intrépida. Por eso, suele ser un buen líder en empresas competitivas y arriesgadas. En sus actividades, necesitan destacar. A nivel psicológico, necesitan urgente -imperiosamente-, proyectar su gran energía; proyectarse sexual, combativa y objetivamente. En su mente funcionan de forma muy rápida, pero no suelen ser reflexivos ni filosóficos. Suelen ver el principio y el final de las cosas, pero no los detalles intermedios y las complicaciones.

Nociones esotéricas sobre el signo de Aries

Aries, es el primer signo Cardinal del Zodiaco y el primero de la trilogía de Fuego. Con ello, se quiere indicar que es signo de Penetración de Fuerzas. Es la abertura, la puerta de comunicación de las Fuerzas Cósmicas con el hombre y, por ella, es donde el Designio Divino entra en el. Podemos decir que en Aries, el ser humano recibe el Programa de Vida del Creador a través de su Ego. Dicho programa, lo ira realizando -después, con la ayuda de los demás signos. La persona Ariana no es consciente de todo ello; pero en su interior sabe que ha venido al mundo para realizar algo nuevo, para aportar nueva savia al Árbol de la Vida. Es por este motivo que se lanza de cabeza al ruedo de la acción. No ambiciona nada: solo la gloria de ser el primero; de ser el héroe. Al no ser un sujeto que se encuentra en la fase de estabilidad, no puede permanecer en puestos de trabajo como los de la administración de una empresa -rutinariamente y toda la vida-. Sin embargo, todo tipo de empresa necesita de ellos, porque aportan un gran entusiasmo y una gran voluntad de triunfo. A pesar de todo, cuando la empresa ya se ha consolidado, el ariano ha de emprender nuevas misiones e irse a otros frentes. El Creador utiliza a los Aries -como instrumento- para romper moldes y hacer que la Creación  vaya hacia adelante. De esta forma, les brinda como una cierta “protección divina”. Cuando en el signo de Aries hay varios planetas, el designio divino se encuentra multiplicado. La persona, puede oír como voces internas que le impulsan a hacer cosas; de este modo, al ir de aquí para allí, es casi imposible que lleve una vida organizada. Siempre se verá  movilizado en pos de un porvenir que jamás se realiza. Las obstrucciones de planetas sobre Aries, impedirán al nativo que reciba claramente el mensaje que procede del signo. En el transcurso de su vida, es muy posible que se salga de su órbita y que actuara  fuera de su campo natural. En astrología clásica, los arianos son los sujetos que lo emprenden todo; que tienen un entusiasmo y una energía  extraordinaria para iniciar cosas y que siempre acaban por cambiar e ir de un lugar a otro cuando ya ha finalizado algo. Como hemos dicho antes, ello se debe a los Aries son los sujetos que están en relación muy directa con Dios. Realmente, nos tendremos que fijar inteligentemente en los nativos de Aries, porque en ellos se refleja la verdadera esencia de la vida: que es un continuo construir, una acción continúa para crear cosas nuevas.

Fuente: J.Albareda-Los 12 signos del Zodiaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.